20
NOV
2021

Comunión y misión para tiempos difíciles



A nadie se le escapa que vivimos tiempos difíciles. Como ha recordado el presidente de la Conferencia Episcopal en su discurso inaugural de la Asamblea Plenaria, la crisis sanitaria ha dejado tocados a muchos, y las pobrezas, de muy diverso tipo, están lastrando especialmente a los jóvenes y a los ancianos.

El ambiente social y político que nos envuelve no es el más alentador, pero es precisamente esta circunstancia la que debe empujarnos a caminar juntos. Los cristianos, de forma especial, estamos llamados a ser en el mundo comunión y misión que ilumine y acompañe al hombre en esta travesía. En este sentido, el proceso sinodal que vive la Iglesia es un signo profético.

Mientras el tiempo del coronavirus ha sido el tiempo del miedo, de la soledad y de los templos vacíos, el camino sinodal recién iniciado es una llamada al encuentro, a hacer familia, a avanzar juntos sin miedo. Tenemos ante nosotros una oportunidad única para tomar en serio que somos un Pueblo de Dios que camina junto hacia el Reino prometido. Se nos invita a no ser una masa de espectadores o consumidores, sino un pueblo de actores y trabajadores en la historia de la salvación. Este esfuerzo redundará en beneficio de toda la Iglesia, y de nuestro país en particular. Si los católicos que estamos presentes en los diversos ámbitos de la sociedad entramos en la dinámica sinodal que propone el Papa, ayudaremos también a la cohesión, a la humanización y al bien común de España.

Línea Editorial COPE, 15-XI-2021


Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared