LINEA EDITORIAL CADENA COPE

LAS COSAS EN SU SITIO

Arnaldo Otegi dio el pistoletazo de salida a una semana que iba a estar plagada de referencias a ETA. Los diez años sin ETA iban a convertirse en un homenaje solapado por parte de quienes buscan pasar a la historia como los verdaderos protagonistas a cambio de silenciar a las víctimas del terrorismo. Otegi, al que algunos confunden en sueños con Mandela, quiere consagrarse como un hombre de paz. En realidad, ni pide perdón, ni se arrepiente. Algo que por otra parte carece de sentido si antes no asume las responsabilidades derivadas de sus acciones y omisiones en materia de terrorismo, apoyo y blanqueamiento del terrorismo.

Como colofón de la semana, los amigos de ETA han organizado una marcha en homenaje a los presos que están en la cárcel, no por sus ideas, sino por haber cometidos delitos de especial gravedad.

A esa marcha en defensa de los presos de ETA van a acudir Junqueras, Rull, Romeva, Bassa y Forcadell. Bajo el lema "En marcha, en el camino a casa" desfilarán por el barrio viejo de San Sebastián como en los mejores años de plomo cuando el casco viejo de las principales ciudades vascas estaba tomado por los autodenominados “amigos del pueblo”.

Lo que llama la atención, y debería exasperar a la ciudadanía, es que la puesta en escena que se ha vivido en España esta semana no sea contestada con criterios firmes desde el Gobierno de España. La indignación teatralizada esta semana en el Parlamento español sirve de poco cuando, a la hora de la verdad, el Gobierno de Sánchez está dispuesto a vender su alma por unos Presupuestos que bien podría pactar con otros.


Línea editorial COPE, 23-10-2021

 

 

 

 

 

 

 

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared