28
ABR
2024

Un plan discriminatoria y sectario



El Gobierno presentó el pasado 23 de abril lo que pomposamente llama “Plan de Respuesta e Implementación del Informe del Defensor del pueblo sobre Abusos Sexuales en el ámbito de la Iglesia Católica y el papel de los Poderes Públicos”. Una vez más, el Ejecutivo quiere poner a la Iglesia en la picota, a cuenta de un drama social que no se empezará a atajar mientras no se aborde con verdad en toda su complejidad. Todos los informes mínimamente serios señalan que la Iglesia ha tenido en torno a 1500 víctimas en los últimos 80 años. Son víctimas a las que la Iglesia reconoce y acompaña para reparar el daño causado en la medida de lo posible, también en lo que se refiere a reparación económica. La Iglesia no sólo está tomando la iniciativa, sino que su forma de actuar bien puede ser un modelo para otras instituciones.

El Gobierno miente cuando justifica, a través del ministro Bolaños, que este plan se ciñe a las víctimas que sufrieron abusos en ámbitos eclesiales porque en los años 50, 60 y 70 el problema estaba en la Iglesia Católica. ¿Sobre qué datos se funda semejante afirmación? Este sectarismo, unido al humo propagandístico con que se ha presentado el tema, muestran que el Gobierno está pensando en otra cosa, que no es precisamente el bien de las víctimas. Como ha señalado en una nota la Conferencia Episcopal, no se pueden plantear unas medidas de reparación que, siguiendo el informe del Defensor del Pueblo, dejarían fuera a 9 de cada diez víctimas.

La Iglesia sigue profundamente comprometida en resarcir, reparar y acompañar a las víctimas, pero no puede aceptar un plan que discrimina a la mayoría de las víctimas de abusos sexuales, en un texto que, además, parte de un juicio condenatorio a toda la Iglesia basado en meros prejuicios sectarios.

(texto tomado de la Línea Editorial cadena COPE del 23 de abril de 2024)


Ofrecemos a continuación la Nota de Prensa que publicó la Conferencia Episcopal Española


En relación al Plan presentado hoy por el ministro de la Presidencia, la Conferencia Episcopal Española (CEE) quiere señalar que:

  • La acción que la Iglesia viene desarrollando frente a los abusos sexuales coincide, en buena parte, con los cinco ejes de acción que este plan propone. La Iglesia trabaja ya en la línea de la acogida, la atención y la reparación de las víctimas, la prevención de los abusos, la formación de las personas y la sensibilización de la sociedad.
  • En relación al plan presentado, la CEE considera que, ciertamente, son valiosas aquellas medidas que se refieren a todas las víctimas y en ese aspecto trabaja y trabajará también la Iglesia, con la experiencia que ella misma puede aportar para acoger a todos los que han sufrido y sufren esta lacra.
  • Por otra parte, no se pueden plantear unas medidas de reparación que, siguiendo el informe del Defensor del Pueblo, dejarían fuera a 9 de cada diez víctimas. La Iglesia no puede aceptar un plan que discrimina a la mayoría de las víctimas de abusos sexuales.
  • El texto presentado parte de un juicio condenatorio de toda la Iglesia, realizado sin ningún tipo de garantía jurídica, un señalamiento público y discriminatorio por parte del Estado. Al centrarse sólo en la Iglesia católica, aborda únicamente una parte del problema. Es un análisis parcial y oculta un problema social de enormes dimensiones.
  • Además, esta regulación cuestiona el principio de igualdad y de universalidad que debe tener todo proceso que afecta a derechos fundamentales. La Iglesia va por delante en la acogida de las víctimas, en la formación para la prevención y en su reparación. Son los poderes públicos los que deben desarrollar medidas oportunas en esta labor de proteger a los menores en tantos ámbitos de su competencia.

La CEE ya adelantó al ministro Bolaños su valoración crítica sobre este plan al fijarse sólo en la Iglesia católica. También le manifestó su disposición a colaborar en los ámbitos de su responsabilidad y competencia, pero siempre en la medida en que aborde el problema en su conjunto.

En todo caso, la Iglesia mantiene su compromiso de continuar con la acogida a todas las víctimas de abusos sexuales, para acompañarlas y repararlas.



Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared

Aviso legal | Política de privacidad