APOSTOLADO MUNDIAL DE FATIMA

SEDE DE LA DELEGACION DEL APOSTOLADO MUNDIAL DE FATIMA EN CUENCA

Parroquia San Esteban Protomártir

PRESIDENTA

Dña. Rosa Murillo Harráiz

CONSILIARIO

D. Casto Ortega Ortega

ACTIVIDADES

  • Reunión mensual los primeros lunes de mes.
  • Rezo del Santo Rosario todos los sábados a las 08.30 h en la Capilla de Adoración Eucarística Perpetua de la Parroquia de San Esteban
  • Peregrinacion anual al Santuario de Fátima

 

HISTORIA


Inicialmente conocido con el nombre de Ejército Azul de Nuestra Señora de Fátima, el A.M.F. fue fundado como organización parroquial en Plainfield, New Jersey, USA, por el párroco de St. Mary’s, Mons. Harold Colgan, después de la inexplicable curación de una gravísima patología de su corazón en 1946, después de haber rezado a Nuestra Señora de Fátima. A partir de entonces, dedicó su sacerdocio a la difusión del mensaje de Fátima como respuesta al peligro real que el ateísmo y el totalitarismo suponen para la paz en el mundo. Junto a John Haffert, un editor americano, Mons. Colgan se esmeró por hacer del Ejército Azul una organización nacional en los Estados Unidos. Con la colaboración del obispo de Leiria, Mons. João Venâncio, el Ejército Azul se convirtió en una asociación internacional privada de fieles con sede en la Domus Pacis de Fátima, en Portugal. La fundación del Ejército Azul se realizó en la casa de Pontevedra, España, donde se apareció Nuestra Señora para pedir la práctica de la Comunión de reparación el primer sábado del mes. Después de algunos decenios de intensa labor apostólica, el Prof. Américo Pablo López Ortiz propuso una nueva misión concebida desde la óptica de la nueva evangelización del mundo, que se cumpliera a través del “carisma” específico de la difusión del auténtico mensaje de Fátima. El 7 de octubre de 2005, fiesta de Nuestra Señora, la Virgen del Rosario, el Consejo Pontificio para los Laicos decretó el reconocimiento del A.M.F. como asociación internacional de fieles.

IDENTIDAD


La misión del A.M.F. se realiza participando en la nueva evangelización a través de la transmisión del auténtico mensaje de Fátima. Nuestra Señora de Fátima pide un amor más grande y un mayor respeto por la Santísima Trinidad para que la vida de cada uno se pueda renovar, pide oración y penitencia por la reparación de los pecados y la conversión de los pecadores, una genuina devoción a la Eucaristía, el Santo Rosario meditado y la consagración a su Corazón Inmaculado. La fuerza que sostiene la difusión del Apostolado Mundial de Fátima en todo el mundo está precisamente en la urgencia de la respuesta al mensaje de Fátima y en su fomento activo para la salvación del mundo y la paz.


“Fátima, en su mensaje y su bendición, constituye la conversión a Dios. En este lugar se siente y se testimonia la Redención del hombre, por intercesión y con el auxilio de Aquella que con su pie de Virgen siempre ha aplastado y siempre aplastará la cabeza de la antigua serpiente” (Juan Pablo II, Saludo durante la vigilia mariana en el Santuario de Fátima, 12 de mayo de 1991). “La invitación evangélica a la penitencia y la conversión, pronunciada con las palabras de la Madre, es siempre actual. Es aún más actual que hace 65 años. Es aún más urgente” (Juan Pablo II, Homilía durante la Santa Misa en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, 13 de mayo de 1982).

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared