30
DIC
2018

Fiesta de la Sagrada Familia



Del Evangelio según san Lucas 2, 41-52

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados». Él les contesto: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?». Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.

________________________

 

Dentro del tiempo de Navidad, hoy es la Fiesta de la Sagrada Familia. El Hijo de Dios nace en una familia, el lugar más adecuado para su desarrollo y la preparación para el cumplimiento de su posterior misión salvadora.

La vida de José, María y Jesús no fue fácil y estuvo llena de dificultades: Jesús nace en un lugar abandonado; la huida a Egipto para salvar al niño de la persecución de Herodes; en la presentación en el templo el anciano Simeón ya profetiza los sufrimientos, que tendrían que pasar; la angustia de María y José, cuando Jesús teniendo 12 años se queda en el templo, discutiendo con los doctores de la Ley. Si a estos hechos se une su situación de pobreza, podemos decir que “Jesús iba creciendo en sabiduría, estatura y gracia ante Dios y los hombres” en una familia, cuya única confianza estaba puesta en Dios.

La familia también pasa hoy por dificultades; unas veces, provocadas por la sociedad; en otras, por el mismo hogar: divorcio, infidelidad, paro, desajustes entre padres e hijos, hedonismo, egoísmo en las relaciones, soledad…

Como cristianos debemos mirar a la casa de Nazaret. La familia tiene que ser el “santuario de la fe”, donde se viva y transmita la fe a los hijos, siendo Dios el centro del hogar. “Escuela del amor” donde todos se aman y donde los hijos aprenden a amar a través del ejemplo de sus padres. “Vehículo de fidelidad”, superando las discrepancias, que surjan en la convivencia, renovando, mediante el perdón y la comprensión, el “sí”, que los esposos se dieron un día. “Centro de acogida” de la vida en los hijos, como regalo de Dios, y brindando la amistad a quienes se acerquen al hogar. “Remanso de paz” en la convivencia y con la colaboración de todos para que reine la felicidad. “Puerta para la esperanza”, mirando al futuro con ilusión, construyendo el presente apoyados en la seguridad y la fuerza que nos da Dios.

Aunque son ciertas las dificultades y problemas de la familia actual, no podemos quejarnos sólo o echarles la culpa a los otros, esperando que de ellos venga la solución. Todos somos responsables, porque todos somos una familia. Empieza a edificar tu hogar cimentándolo en la fe y el amor a Dios; y después ve levantándolo con los materiales de la comprensión, la fidelidad, la educación, la defensa de la vida, la austeridad en los bienes materiales… y si se da alguna divergencia, no temas ni te avergüences de ofrecer el perdón y la reconciliación.

Imita a la Sagrada Familia: tuvieron muchas carencias materiales, pero gozaron de superávit de fe y amor a Dios, porque su vida fue  hacer su voluntad

 

D. Casto Ortega

Vicario Parroquial de San Esteban

 

 


Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared