27
ENE
2019

Comentario al Evangelio del III Domingo del Tiempo Ordinario



Evangelio según san Lucas 1, 1-4; 4, 14-21

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido .Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.”Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles:«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír».

__________________

 

Empezamos el Evangelio de San Lucas, que seguiremos durante este año.

En la primera parte, deja constancia de la veracidad e historicidad de los acontecimientos narrados, porque se los han transmitido testigos que vivieron con Jesús. Así disipa las dudas de quienes han considerado a Jesús un personaje imaginario y sus obras como fantasías de personas crédulas e ingenuas.

En la segunda parte, narra el momento en el que Jesús, en la sinagoga de Nazaret, se presenta como el Mesías esperado. La autenticidad de su misión, no la prueba sólo con palabras, sino presentando las obras, que realizará Jesús, el Enviado de Dios, y que ya habían sido profetizadas por Isaías.

Jesús puede llevar a cabo su misión porque “el Espíritu de Dios está sobre Él”, como ya lo había anunciado Dios en el momento del Bautismo de Jesús en el Jordán: “Este es mi Hijo, el predilecto, escuchadlo”.

El desarrollo de la misión de Jesús es bien concreto, para que todos, sin distinción, puedan seguirle, viendo las obras, que, en nombre de Dios, realiza:

· “Dar la Buena Noticia a los pobres”: A todos los que, abandonando su soberbia y autosuficiencia, se sienten indigentes y necesitados de apoyarse en la única seguridad, que nos viene de Dios.

· “Anunciar a los cautivos la libertad”: Todos estamos encerrados en mil clases de cárceles, sin libertad interior: El poder o el dinero; los placeres mundanos; la pereza o el conformismos; el desaliento y la inconstancia. Jesús viene a darnos fuerzas para luchar y nos asegura: “la verdad nos hará libres”.

· “Dar la vista a los ciegos”: No sólo del cuerpo, también del corazón, que no ven con los ojos de la fe la presencia de Dios y viven a espaldas de Él. Jesús cambia el sentido a nuestras vidas, para darnos la alegría de la salvación.

· “Liberar a los oprimidos”: A los que están encadenados por el pecado, Jesús les ofrece la gracia del perdón. Y a quienes sufren la opresión de sus hermanos por las injusticias y desigualdades, Jesús trae un nuevo estilo de vida, en el que los pobres y perseguidos son los predilectos en el Reino de Dios. 

· “Anunciar un año de gracia del Señor”: Para reconciliar a los hombres con Dios, aunque sean muy grandes sus pecados. Dios es misericordioso y “no lleva cuenta de nuestras culpas”, si el hombre se arrepiente y se acerca a Él. Entonces cada momento es una presencia continua de Dios en nuestras vidas.

Hoy también se cumplen las palabras de Jesús. Podemos recibir su gracia, si le abrimos nuestro corazón para que tome posesión de nuestras vidas. El reto de todos los cristianos es “ser dóciles a las enseñanzas de Jesús, para llevar a todos los hombres la Buena Noticia de la Salvación obrada por Él”.    

 

D. Casto Ortega

Vicario Parroquial de San Esteban


Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared